FPN

Noticias

Deutschland online bookmaker http://artbetting.de/bet365/ 100% Bonus.

Lunes, 16 Junio 2014 00:00

La UNESCO aprobó la creación de la Reserva de Biósfera Valdés que integrará casi dos millones de hectáreas

Reserva_biosfera_mapa

La UNESCO aprobó la semana pasada la creación de la Reserva de Biósfera Valdés en el marco de la 26º reunión del Consejo Internacional de Coordinación de la UNESCO, desarrollada en Suecia, según un proyecto presentado por la Secretaría de Medio Ambiente de Nación, como producto del trabajo conjunto de la Secretaría de Turismo y Áreas Protegidas de la Provincia del Chubut y la Fundación Patagonia Natural.

El área comprende alrededor de 2 millones de hectáreas que estarán bajo la figura de conservación, que a su vez están subdivididas en zonas núcleo, de amortiguación y de transición, que permiten determinadas actividades tales como el turismo, la ganadería, los asentamientos humanos, entre otras, garantizando el desarrollo sostenible.  La nueva delimitación incluiría la parte territorial de Península Valdés, los golfos San José y Nuevo en su totalidad y la zona de Punta Ninfas.

El Hombre y la Biósfera, que fue creado por la UNESCO en la década de 1970, es un programa científico intergubernamental que tiene como objetivo mejorar las relaciones entre las personas y su entorno natural en una escala global. Las reservas de biósfera son concebidas como lugares experimentales para conciliar la conservación de la biodiversidad con el uso sostenible de los recursos. Nuevas reservas son designadas cada año por el Comité Internacional de Coordinación del programa, que reúne a representantes de 34 Estados Miembros de la UNESCO.

 

El MAB propone una agenda de investigación interdisciplinaria y de fomento de la capacidad centrada en las dimensiones ecológicas, sociales y económicas de la pérdida de la biodiversidad y su reducción.

Además, debido a que se interesa en los problemas relativos a la interrelación entre las cuestiones científicas, medioambientales, sociales y de desarrollo, el MAB combina las ciencias exactas y naturales, las ciencias sociales, la economía y la educación con el fin de mejorar las condiciones de vida de los seres humanos y salvaguardar los ecosistemas naturales. De este modo, fomenta enfoques innovadores para alcanzar un desarrollo económico adecuado socio-culturalmente y sostenible desde el punto de vista ambiental.

Cada reserva de biósfera debe  observar tres funciones complementarias, preservar los recursos genéticos, especies, ecosistemas y paisajes; tener un rol importante en el desarrollo de la región soportando actividades económicas sustentables; y una función logística que  contemple la educación ambiental, la investigación y el monitoreo de los  parámetros indicadores del estado de conservación y uso sustentable del área.

La creación de una Reserva de Biósfera supone un enorme reto de concertación de intereses, principalmente por la necesidad de establecer un mecanismo apropiado, como un comité de gestión, suficientemente representativo de todos los actores sociales involucrados, que permita institucionalizar la participación social, conciliar diferencias y aspectos conflictivos y planificar y coordinar todas las actividades que han de desarrollarse en ella. Esta dimensión humana de las Reservas de Biosfera es lo que las hace distintas a las demás reservas naturales. La gestión tiene que ser abierta, dinámica y flexible. Una filosofía como ésta exige paciencia e imaginación, pero permite a la población local estar mejor preparada para responder a las presiones políticas, económicas y sociales externas que podrían afectar los valores culturales y ecológicos de la zona.

Download Template Joomla 3.0 free theme.

Contacto

Contactanos vía email o simplemente llamando
a nuestras lineas telefónicas.

  • +54 (0280) 4474363 / 4451920 / 4472023

Seguinos en

Encontranos en las redes sociales,
seguinos y ponete en contacto.