FPN

Noticias

Deutschland online bookmaker http://artbetting.de/bet365/ 100% Bonus.

Jueves, 08 Agosto 2014 00:00

FPN presente con dos ponencias en taller de la Comisión Ballenera Internacional realizado esta semana en Puerto Madryn

ballenota

La Fundación Patagonia Natural participó con dos ponencias en el taller realizado esta semana  en el Centro Nacional Patagónico del CONICET en Puerto Madryn, convocado por la Comisión Ballenera Internacional (CBI), con la participación y el auspicio del Gobierno de la Provincia del Chubut, a través de los Ministerios de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable, de Desarrollo Territorial y Sectores Productivos, y de la Secretaría de Turismo y Áreas Naturales Protegidas, en conjunto con la Red de Fauna Costera.

La primera ponencia se refirió a “Censos de Ballenas Francas desde el Observatorio de Punta Flecha (Golfo Nuevo) Tercera Temporada”, donde se expuso los resultados de los censos realizados en 2012 y 2013, durante la temporada de permanencia de las ballenas en la zona de Península Valdés.

El Observatorio, ubicado a 17 km de Puerto Madryn en el Área Protegida Municipal “El Doradillo”, es uno de los mejores lugares del mundo para observar desde la costa a la ballenas. Ubicado en la costa oeste del Golfo Nuevo, es el sitio que eligen la mayoría de las madres para criar sus ballenatos durante los primeros meses de vida.

La segunda ponencia, en conjunto con la WCS (Widlife Conservation Society), se refirió al posible seguimiento satelital de las poblaciones de Ballena Franca Austral, para tratar de determinar con mayor certeza los movimientos migratorios de la especie, una vez que dejan el área de Valdés.

La presentación de los resultados

Ayer por la mañana, algunos de quienes participaron en el encuentro brindaron una conferencia de prensa con algunas conclusiones de lo trabajado. “Fue muy positivo, en la primera jornada los grupos de investigación presentaron sus trabajos actualizados, hubo mucho intercambio de información, la posibilidad de que distintos grupos de investigación se integren para compartir los datos y seguir trabajando en todo lo que es el monitoreo de la problemática. El segundo día se trabajaron con las conclusiones y se armó un plan de trabajo de dos años para seguir avanzando en forma más precisa en las cuestiones que tratamos en estas jornadas”, señaló la doctora Silvina Montanelli, Directora de Fauna y Flora Silvestre de la Provincia del Chubut.

Miguel Iñíguez, Comisionado Alterno por Argentina ante la Comisión Ballenera Internacional, también estuvo presente, y se refirió a los avances que se vienen dando en la materia de conservación: “Este taller está enmarcado en el plan de conservación de Ballena Franca Austral de la población del Atlántico Sur Occidental, un plan que la Comisión Ballenera Internacional, ha creado hace dos años. El taller ha sido sumamente positivo, se han visto avances muy grandes desde el último taller realizado por la Comisión Ballenera en 2010, con el foco de estudiar en mayor profundidad la interacción gaviota-ballena, y todo lo que se refiere a la mortalidad de Ballena Franca Austral en la zona de Valdés. Los resultados presentados fueron muy importantes, la intención es tratar de conocer qué sucede una vez que las ballenas dejan el área de Valdés, si bien en la zona hay mucha información, falta saber adónde viajan estos animales, con lo cual lo que se ha planteado es, a través de tecnología de última generación, tratar de ver de qué manera poder monitorear y conocer las rutas migratorias de estos animales”.

Uno de los puntos más importantes tratados en este encuentro de la Comisión Ballenera Internacional, es detectar las causas de mortalidad en la Ballena Franca Austral dentro del área de la Península Valdés. Con respecto a lo analizado, Iñíguez contó: “Hemos detectado algunas patologías en los animales, que podría llegar a estar asociada a algún tipo de mortalidad en algunos ejemplares, y también se han hecho estudios de biotoxinas, que es una de las grandes preocupaciones que había. Está la interacción de gaviotas y ballenas que no ha sido descartada, por lo que se va a continuar el monitoreo y la Provincia está desarrollando un plan para ello. Esperamos elevar el informe al Comité Científico y al Comité de Conservación de la Comisión Ballenera Internacional, esperar su aprobación y escuchar las recomendaciones y el apoyo a las líneas de monitoreo que se vienen llevando a cabo”.

Por último, el Comisionado Alterno ante la Comisión Ballenera Internacional, explicó algunas de las conclusiones a las que se arribaron en estos talleres: “A modo de conclusión, lo que podemos decir es que hay distintas líneas de trabajo que van a seguir implementándose, entre ellas está el monitoreo de los animales una vez que dejan la Península Valdés. No sabemos si lo complejo del sistema que estamos estudiando se da solamente acá o si los animales también lo traen de otros sitios. Hay que destacar la importancia de los trabajos que se vienen desarrollando en todas las disciplinas, ya que el trabajo mancomunado de los grupos es lo que está permitiendo avanzar un poco más en lo complejo de este sistema”. Para cerrar, Iñíguez dejó un dato alentador en cuanto a la población de Ballena Franca Austral en nuestras costas: “El otro punto importante para destacar es que la población de Ballena Franca Austral en el Atlántico Sur Occidental, sigue creciendo, lo cual me parece sumamente importante que sea reflejado en los medios”.

La Comisión Ballenera Internacional

La CBI se creó en 1946 como organismo decisorio para regular el funcionamiento de la Convención Internacional para la Regulación de la Caza Ballenera, pero desde el año 1982 adoptó por mayoría de votos la moratoria global sobre la caza comercial de todas las especies de ballenas con el fin de evitar la extinción de especies emblemáticas.

La moratoria también impulsó la investigación científica no letal aunque tres países (Noruega, Islandia y Japón) desafiaron la voluntad de la comunidad internacional de proteger a los grandes cetáceos y, a través de diferentes programas, continuaron con la caza abiertamente comercial o con supuestos fines “científicos”.

En contrapartida, los países conservacionistas, con la ayuda de diversas organizaciones ambientalistas han establecido ciertos mecanismos para  proteger a los cetáceos como la creación del Santuario Ballenero Austral, un área marina que circunda la Antártida y en la cual está prohibida la caza comercial de las ballenas.

Hoy la CBI cuenta con más de 80 países miembro y se destaca el rol clave y proactivo del denominado “Grupo Buenos Aires” para proponer reformas en el organismo internacional. El GBA está conformado por los países conservacionistas de América Latina y el Caribe, una región que genera millones de dólares al año en concepto de turismo de avistaje de ballenas, con el mayor porcentaje de crecimiento de esa actividad a nivel global.

Download Template Joomla 3.0 free theme.

Contacto

Contactanos vía email o simplemente llamando
a nuestras lineas telefónicas.

  • +54 (0280) 4474363 / 4451920 / 4472023

Seguinos en

Encontranos en las redes sociales,
seguinos y ponete en contacto.